• Lun a vie: 07:00 – 20:00
  • .

Somos pioneros

En endoscopia gastrointestinal en Playa del Carmen

Solicita mas info

Sigmoidoscopia Flexible

La sigmoidoscopia flexible permite al médico examinar el revestimiento del recto y una parte del colon (intestino grueso) insertando en el ano un tubo flexible de grosor similar a un dedo y haciéndolo avanzar lentamente en el interior del recto y la parte inferior del colon.

¿Cuáles son los preparativos necesarios?

Tu médico te indicará qué rutina de limpieza debe seguir. En general, la preparación consiste en efectuar un o dos enemas antes del procedimiento, pero también puede incluir laxantes o modificaciones en la dieta. Sin embargo, en algunas circunstancias el médico puede aconsejar que no realices ninguna preparación especial.

Para que el procedimiento sea preciso, el recto y la parte inferior del colon deben estar completamente vacíos; es importante seguir cuidadosamente las instrucciones de tu médico.

¿Debo continuar tomando mis medicamentos actuales?

La mayoría de los medicamentos pueden seguir tomándose de la manera habitual.

Informa a tu médico sobre los medicamentos que estás tomando, especialmente productos con aspirina o anticoagulantes (adelgazantes de la sangre tales como warfarina o heparina) o clopidrogel, así como toda alergia que tengas a los medicamentos.

¿Qué puedo esperar durante una sigmoidoscopia flexible?

La sigmoidoscopia flexible generalmente es bien tolerada. Durante el procedimiento, puedes sentir presión, hinchazón o cólico.

El paciente se recuesta de costado mientras el médico inserta el sigmoidoscopio a lo largo del recto y el colon. A medida que extrae el instrumento, el médico examina cuidadosamente el revestimiento del intestino.

¿Qué sucede si la sigmoidoscopia flexible encuentra algo anormal?

Si el médico observa una zona que necesita más evaluación, es posible que tome una biopsia (una muestra de tejido) con fines de análisis. Este procedimiento no causa dolor ni molestias. Las biopsias se emplean para identificar muchas condiciones, y el médico puede solicitarlas aunque no tenga sospechas de presencia de cáncer.

Si el médico encuentra pólipos, es posible que también tome una biopsia de ellos. Los pólipos, que son crecimientos en el revestimiento del colon, varían en cuanto a tamaño y tipo. Los pólipos conocidos como “hiperplásicos” posiblemente no requieran ser extirpados, pero los pólipos benignos denominados “adenomas” presentan un pequeño riesgo de convertirse en cancerosos. Es probable que el médico le solicite una colonoscopia (un examen completo del colon) para extraer cualquier pólipo grande o adenomas pequeños.

¿Qué sucede después de una sigmoidoscopia flexible?

El médico te explicará los resultados cuando haya concluido el procedimiento. Es posible que sienta hinchazón o algún cólico leve debido al aire introducido en el colon durante el examen. Estas sensaciones desaparecen rápidamente cuando se evacuan los gases.

Podrás comer y reanudar tus actividades normales después de abandonar el consultorio médico o el hospital siempre que no hayas recibido sedantes.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la sigmoidoscopia flexible?

La sigmoidoscopia flexible y la biopsia son procedimientos seguros cuando son realizados por médicos especialmente capacitados y con experiencia en estos procedimientos endoscópicos.

Por ello, las complicaciones son poco frecuentes, pero es importante que

reconozcas las señales tempranas de posibles complicaciones.

Si adviertes dolor abdominal severo, fiebre y escalofríos, o bien sangrado rectal equivalente a más de la mitad de una taza, comunícate con tu médico. Ten en cuenta que el sangrado puede producirse varios después de la toma de biopsia.

Contactanos

Javier Uc Contreras –
Doctoralia.com.mx

WhatsApp chat